Cabezal


GANAR NO ES LO ÚNICO

 

Hace muchos años un entrenador de fútbol muy conocido y de no muy buena reputación personal, argentino él, dijo; “ganar no es lo más importante, es lo único”.

 

Actualmente, en nuestro país, un periodista multideporte, de similar reputación pero uruguayo, suele utilizar esa misma frase que ilustra en definitiva una forma de entender el deporte y la vida y justifica comportamientos muy comunes en el fútbol y por suerte, no tanto en el básquetbol.

Trouville perdió merecidamente la final de la Liga Uruguaya 2014/2015. Con casi todos los partidos, por no decir todos, a estadio lleno, con entradas agotadas, con las 2 hinchadas pegadas entre sí y en el último partido inclusive mezcladas en un sector del primer anillo.

 

Nunca se dijo por los altoparlantes la consabida frase “la parcialidad del ganador/perdedor/o tal equipo deberá esperar 15/20 minutos antes de retirarse”.

 

Nunca debió intervenir la policía para calmar a la gente, por el contrario, contribuyó con su llegada tardía al escenario a la impaciencia del público de ambos equipos que temprano querían ingresar al Palacio.

 

Las únicas veces que algún grupito mínimo de un lado o del otro elevaron su tono hacia el rival, o el presidente de una institución, o un propio jugador referente, o en el otro caso, la indiferencia del resto de la parcialidad, hizo apagar toda incorrección.

 

Nadie fue con miedo de ser agredido a los partidos, todos nos retiramos cruzándonos con parciales del otro equipo, con distintivos, y no hubo ni un problema.

 

La gente de Malvín festejó su título, mientras que por algunos minutos, la gente de Trouville aplaudía y cantaba la actuación de su equipo. No se gritaba mirando para enfrente provocando, se alentaba a los equipos propios.

 

Estuvo desbordada la capacidad del Palacio, en especial en los últimos juegos, sin embargo esto no fue excusa para ningún incidente.

 

Todo esto no pasó hace 20, 30 años, pasó este último martes, aquí en nuestro país, con nuestra gente.

 

Por supuesto que la gente de Malvín celebró y seguirá celebrando un nuevo título y el hincha de Trouville se fue mascullando bronca por la derrota pero orgulloso de la gran campaña del Rojo. El deporte siempre da nuevas oportunidades y Trouville esperará la suya.

 

Respetó el ganador y respetó el vencido, como debe ser en el deporte. Sin meter la pesada, sin insultos, sin agravios, sin provocaciones. Sin presionar a los jueces. Sin dirigentes que encubren a los falsos hinchas del club.

 

Por 3ra. vez en la historia, si mal no tengo entendido (1944, 1973 y 2014) Trouville obtiene el título de subcampeón. Ya todos sabemos que en un par de oportunidades, 1945 y 2005, salió campeón.

 

Pero pese a la derrota, ¿qué hincha de Trouville olvidará todo lo que se disfrutó esta temporada?

 

Nadie, estoy seguro, se olvidará de:

 

- - las vicisitudes que tuvimos que pasar con las sucesivas lesiones de Martín, el Pepo y Cocochito

- - que éste fue el año en el que el Rana pegó el gran salto y se consolidó como un muy buen jugador también en ataque

- - la mejor pareja de extranjeros que hemos tenido como lo fueron Néstor y Kevin

- - la calidad y la asombrosa recuperación de su fractura del Pepo Vidal, producto de su gran corazón y del excelente trabajo del cuerpo médico y físico del club

- - el liderazgo del capitán Joaquín, que cuando las papas quemaban apareció siempre

- - que nadie, absolutamente nadie de la prensa nos daba como favoritos ante Defensor Sporting y los eliminamos en cuartos de final

- - que ante Atenas la cosa estaba más repartida pero que nadie, absolutamente nadie de nuevo, nos daba barriendo al Nº 1 de la SuperLiga con total autoridad en semifinales

- - que por unos días tocamos el cielo con las manos luego de ganarle a Malvín el primer juego con una gran actuación y haciendo rever a unos cuantos ese neto favoritismo, que en este caso, quizás justificadamente, le habían dado a los azules.

 

Tuvimos, los hinchas, por unos días luego de ese triunfo, la alegría e ilusión, por dentro, de ser campeones, aún sabiendo que no se había ganado nada y que lo que se venía iba a ser muy complicado como lo terminó siendo.

 

Ya éramos campeones en ese campeonato que uno juega para dar lo mejor de sí, para dejar todo en la cancha, para luchar contra un rival mucho más poderoso económicamente y que se había armado con ese objetivo, mientras que la prioridad de Trouville era llegar a semifinales, es decir mejorar lo que durante tantos años se nos había negado. Atrás quedaron nuestros vencidos, Defensor Sporting y Atenas, pero también otros poderosos de billetera como Macabi y Aguada.

 

¿Quién se va a olvidar del quinteto titular con el Pepo, Rana, Joaco, Néstor y Kevin, con el auxilio del banco de Manuel, Cococho, Diego y Nando?

 

¿Quién se va a olvidar de Tito, de Isis, del Cone, del Dr. Zarrillo y de Karina, los que empujaron desde la parte técnica, física y médica para llegar a este vicecampeonato?

 

¿Quién se va a olvidar del trabajo de dirigentes y no dirigentes, buscando recursos para el club, organizando las fiestas de los Play Offs, atendiendo toda la temporada a los extranjeros, apoyando a todos los jugadores, dando, dentro de las posibilidades, todas las herramientas para la mejor campaña posible? Y lo más importante, contribuyendo a mantener el espíritu del club, no permitiendo desmanes, excesos y todo aquello que fomente la violencia. Algo de lo que algunas instituciones deberían tomar nota, porque realmente si se quiere, se puede. No va más aquello de ganar por ser más hombre, eso es mentira y una vez más quedó comprobado.

 

Quién se va a olvidar del Tibu el multitarea, de Daniel y de Fernando, los delegados de mesa del rojo.

 

Por eso, quien dice que ganar es lo único no entiende la esencia del deporte, lo que es Trouville, lo que son los valores de la vida misma.

 

Esta vez acompañado de un gran resultado deportivo, pero como siempre, orgulloso de ser trouvillense.

 

@AnibalRamela

 

Club Trouville - Sitio Oficial

Sede Social - Alejandro Chucarro 1031 - CP 11300 - Pocitos, Montevideo, Uruguay

Teléfono: 2709 9493 | e-mail: club@trouville.com.uy

Campo Deportivo - Ruta 101 Km 28 Camino al Paso Escobar s/n - CP 91001, Canelones, Uruguay